• Nathaly

Guerra de Titanes: Sintético vs Cuero

Luego de indagar en diferentes tipos de publicaciones: contradictorias, extremistas o demasiado laxas, independientes o ligadas a los intereses de sus propias industrias, y unas, conscientes de los desafíos, pero esperanzadas en los avances tecnológicos comienzo esta entrada semanal de GUERRA DE TITANTES.

Estar informado es urgente e importante. Es nuestro deber como consumidores conocer e indagar sobre los productos que usamos a diario de esta forma ejercemos presión hacia las empresas para la implementación de tecnologías más limpias y ambientalmente sostenibles, en todo su ciclo de vida. Las industrias sucias se vuelven más limpias solo en respuesta a la demanda de los consumidores.

¿Qué usar si el sintético es derivado del petróleo y el cuero no es vegano?


Dejando de lado, (sólo para no extenderme demasiado), el impacto de las fases de producción, empaque y distribución de productos, hoy quiero centrarme en las materias primas y en el post-consumo.


EL CUERO



Materia Prima: La piel.


El primer gran impacto corresponde a la ganadería extensiva sobre terrenos producto de la deforestación, sumado al consumo de energía, fertilizantes y emisiones asociadas al cuidado y sacrificio del animal.


Una vez extraída las pieles, se desinfectan, se curan y comienza el proceso de curtido que resulta bastante contaminante por la generación de aguas residuales que contienen sulfuro, cromo, una gran cantidad de sales y materia orgánica que contribuye a la eutrofización. Sólo entre un 20- 25% en peso de la materia prima se transforma en piel curtida acabada, el resto de la piel procesada se convierte en residuos sólidos. Si bien, estos son aprovechables, no es rentable para las empresas por el consumo requerido de agua y muchas curtimbres optan por depositarlos en vertederos.

Post-consumo


El reto en esta fase es la separación de material aprovechable del que no lo es.

Actualmente, los residuos se disponen en vertedero o se incineran para obtención de energía alternativa, pero con las consecuentes emisiones atmosféricas. Implementar un sistema de reciclaje de cuero elimina o limita el envío de residuos de cuero cromado a los rellenos sanitarios y alarga su ciclo de vida; en muchas curtiembres de todo el mundo, pero principalmente en los países desarrollados, se han aplicado procesos ambientalmente sostenibles. Sin embargo, muchas carecen del capital necesario para invertir en mejores prácticas y las empresas se guían en mayor grado por la evaluación de las implicaciones del no cumplimiento de las normas, enfocadas en tratamientos posteriores más no en la implementación de prácticas de producción más limpia.

MATERIAL SINTÉTICO


La materia prima: Fibras sintéticas.

Poliuretano (PU), Policloruro de vinilo (PVC) o microfibras de Poliéster.


Además del impacto generado por la extracción de petróleo: gran consumo de agua, emisiones gaseosas, descargas de efluentes, (aceites y grasas, amoníaco, compuestos fenólicos, sulfuros, ácidos orgánicos, y cromo y otros metales), desechos sólidos, ruido, olor, degradación de aguas superficiales, erosión de los suelos, y los demás relacionados con temas logísticos; hablemos de cada uno.

PVC. La producción de PVC libera sustancias persistentes, bio-acumulativas y tóxicas para el medio ambiente y la salud. Además, el PVC necesita estabilizantes, plastificadores, biocidas, pirorretardantes, rellenantes y otros que contienen metales pesados (bario, estaño, plomo, cadmio, zinc) ftalatos o compuestos orgánicos extremadamente tóxicos. Según GREENPEACE el PVC es el plástico más dañino del mundo aunque la industria aclara que las actuales tecnologías de producción de PVC son limpias.

POLIURETANOS Y POLIESTER. Si bien su producción no genera emisiones de tanta toxicidad como el PVC, al provenir de combustible fósil, su proceso de producción genera altas emisiones de dióxido de carbono, y consume grandes cantidades de agua y energía.


Post-Consumo


Los producto elaborados con fibras sintéticas pueden tardar entre 200 y 300 años en degradarse por lo tanto es crucial buscar alternativas de reciclaje.

El poliuretano normalmente se recicla en piezas de menor valor al original por tanto no es un proceso sostenible y resulta más rentable y común tirarlo al vertedero. Actualmente, se evalúan aspectos técnicos de reciclaje químico el cual permite la obtención de nuevos productos de calidad que pueden ser utilizados para la fabricación de nuevas piezas de base de PU.

El PVC cuando se quema, ya sea en incineradores o vertederos, forma ácido clorhídrico y sustancias organocloradas tóxicas, entre ellas las dioxinas, por tanto la incineración no es una alternativa limpia, a menos que se usen tecnologías avanzadas. Actualmente, aunque la mayor parte de residuos van a vertederos, la alternativa de reciclaje utilizada es el reciclado mecánico, pero el resultante es un producto de baja calidad y en muchas ocasiones la presencia de productos de PVC impide el reciclaje de otros productos plásticos como el PET ya que estos son difíciles de separar.

El poliéster puede ser reciclado, pero virgen o reciclado, genera micro-plásticos que van a parar a los océanos con su consecuente impacto ambiental.


Si bien el reciclaje de plásticos los mantiene fuera de los vertederos y lejos de los océanos, la realidad es que no en todos los casos el material está solo, y las mezclas dificultan la operación, además, el reciclaje continuo tiende a la degradación del producto por lo que este no es eternamente reciclable. El proceso de reciclaje, a su vez, requiere grandes cantidades de agua, energía y químicos para llevarse a cabo, lo cual genera impacto también en el ambiente.

CONCLUSIONES


En nuestra guerra de Titanes de hoy, es difícil determinar un ganador, ya que cualquiera de los dos está lejos de ser una alternativa verde. Sin embargo:


Aparte del problema de la crueldad animal, el cuero pareciera ser una opción ecológica, siempre que se haya producido de manera verde con prácticas ambientales más limpias, así que puede buscar artículos producidos con estas garantías.

La vida útil de las pieles es significativamente mayor que la de su competencia el sintético y es biodegradable, aunque debe tenerse en cuenta si el proceso de enjuague contiene o no cromo.


Mientras los textiles duran entre 4 -5 años el cuero puede llegar a durar de 10-15 años. En ambos casos, depende, de la calidad de la elaboración, existen productos sintéticos de alta calidad, pero en la actualidad el concepto fast-fashion manda en el mercado, promoviendo productos de bajo costo y corta vida útil, productos que por su volumen y características de producción, no tienen una buena gestión de residuos y van a parar a vertederos.


Por otro lado, si su conciencia o su bolsillo no le permiten usar cuero, prefiera el poliuretano al PVC, que tiene menos implicaciones en cuestión de toxicidad.


En ambos casos, procure prendas de buena calidad para que pueda maximizar su vida útil, done las prendas que ya no use para alargar su ciclo, y dispóngalas adecuadamente al finalizar su vida útil para facilitar los procesos de reciclado.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
contacto@undiamas.co
WApp 3138166743
Bogotá D.C - Colombia

© 2018 by +1

Proudly created with Wix.com