GARBOLOGIA: Basura de pandemia|GUANTES

Si el mundo sobrevive a esta pandemia, ¿qué descubrirán nuestros descendientes tras las montañas de desechos que les heredaremos sin ningún sentimiento de culpa?


¿Qué dice la OMS sobre el uso de guantes para prevenir la infección por COVID-19? Lavarse las manos con frecuencia proporciona más protección ‎frente al contagio de COVID-19 que usar guantes. El hecho ‎de llevarlos puestos no impide el contagio, ya que si uno se toca la cara ‎mientras los lleva, la contaminación pasa del guante a la cara y puede ‎causar la infección.‎ (1)

EL COVID no es capaz de atravesar la piel, así que, a menos que tengamos una herida abierta, o que nuestro trabajo así lo requiera, el uso de guantes nos da una falsa sensación de seguridad; no saber usarlos correctamente, podría ponernos en riesgo; y no saber disponerlos adecuadamente genera focos de contagio. ¿Quieres saber cuáles ocasiones ameritan el uso de guantes y cuáles no? Haz click aquí, para leer recomendaciones de la CDC.


La mejor forma de protegerse de los gérmenes cuando haces trámites o compras o cuando sales es lavarse las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos como rutina, o usar desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol. (2)


Si bien la humanidad ha sido y será siempre vulnerable a la aparición de enfermedades y a las pandemias, una de las principales causas del efecto que estamos sufriendo en la actualidad es la crisis ambiental. La pérdida de hábitat de muchas especies silvestres ha obligado a acercarlas a las ciudades haciendo que patógenos para los que nuestro sistema inmunológico no estaba preparado estén mucho más cerca de afectarnos.


Sin embargo, como consecuencia de la pandemia hemos visto el incremento de material desechable, guantes y mascarillas, que terminan en las calles, en los mares e impactando diferentes hábitats, causando problemas de residuos contaminantes; "justificado" lo desechable por considerarse imprescindible, cuando lo es, sólo en determinadas circunstancias, que ahora más que nunca es preciso comprender. Aunque es entendible que las situaciones de crisis generan respuestas que parecen retrocesos a prácticas sostenibles, debemos tener presente el ciclo de vida de los productos que usamos para ser consumidores conscientes e impulsar una cultura ciudadana a la altura de la situación actual.


Ver nota de CNN Chile aquí: Mascarillas y guantes de látex son nuevos problemas ambientales


CICLO DE VIDA DE LOS GUANTES


Debido a que hay diferentes tipos de guantes, hoy hablaremos de los guantes de látex y los guantes de nitrilo, que son los que más se usan en la actualidad como consecuencia de la pandemia.


PRODUCCIÓN


Guantes de látex

La materia prima principal es el látex que proviene del árbol de caucho. En promedio la producción anual de un árbol corresponde a la de dos cajas de guantes de cirugía. El proceso se hace por sangría y la vida productiva de un árbol puede llegar a ser de 30 años, si se siguen las prácticas correctas tras lo cual es utilizado como material combustible en los mismos procesos de producción.

Sin tener en cuenta los requerimientos previos de adecuación del látex, cabe afirmar que el látex natural es inestable y requiere de un proceso de estabilización que se realiza utilizando coagulantes químicos como ácidos inorgánicos y orgánicos fuertes y sales solubles de metales. Además disolventes, tensoactivos y azufre, que pueden tener efectos sobre la salud humana y un claro impacto ambiental.

Además, la producción de guantes de látex requiere grandes cantidades de agua y consumo energético ya que el guante debe ser vulcanizado a altas temperaturas; genera vertimientos de agua contaminada que necesitan tratamiento, residuos sólidos y emisiones atmosféricas.


Guantes de nitrilo

Debido a la alta frecuencia de alergias al látex entre profesionales de salud, se inició la fabricación guantes en nitrilo.

El nitrilo es un copolímero no saturado compuesto de propanonitrilo y monómeros de butadieno, derivados del petróleo. Al igual que el proceso con el látex natural, la producción de guantes de nitrilo, requiere grandes cantidades de agua y otras sustancias para limpiar los moldes y la maquinaria, remover los químicos añadidos durante el proceso para garantizar calidad médica y alimentaria, y procesos posteriores de cloración o lubricación con polímeros. Al igual que el látex, el nitrilo (NBR) debe calentarse a altas temperatura para formar los guantes mientras se secan.

Existe una tecnología de aditivos que se agregan durante la producción de guantes de nitrilo que los hace biodegradables, reduciendo el tiempo de degradación biológica, lo cual puede constituir una buena alternativa para reducir el impacto ambiental.


USO

Los guantes tienen amplio uso en el sector médico y hospitalario, en investigación, farmacéutica y en la industria en general no sólo para la protección frente a patógenos, sustancias químicas corrosivas o abrasivas, alérgenos etc.,sino para evitar la contaminación de pacientes, fármacos, alimentos o muestras que requieran estricto control o inocuidad.


EL uso o reuso depende de la actividad que se esté realizando. Si es para uso sanitario, los guantes deben ser desechados apropiadamente, son productos de un único uso y deben tenerse en cuenta las consideraciones de material con riesgo biológico. Si los guantes tienen otros usos dentro de la industria, como por ejemplo la protección frente a sustancias químicas corrosivas, es posible lavarlos apropiadamente y reutilizarlos, teniendo en cuenta que puedan seguir garantizando la protección del usuario.


POST CONSUMO


Los artículos hechos en látex natural son 100% biodegradables, sin embargo su degradación es lenta, es decir, pueden tardar hasta 5 años en desaparecer y los aditivos con los que fue fabricado pueden dañar el medio ambiente cuando se descomponen. En tanto que el nitrilo, al ser un material sitético, no es biodegradable, y a menos que tengo aditivos que ayuden a acelerar el proceso, puede durar con nosotros mucho más de 100 años.


Debido a la mala disposición un gran porcentaje llega al mar y una vez que entran al agua representan una amenaza para la vida marina.


Una vez culminada su vida útil la disposición correcta de los guantes es crucial. Lo que hemos visto durante la pandemia es una falta de cultura respecto a la disposición final de los guantes, sea de nitrilo o de látex, y pueden encontrarse tirados en la calle generando focos de contagio.

Los guantes que se utilizan en el sector hospitalario son desechados como material de riesgo biológico y su tratamiento es la incineración con el consecuente impacto atmosférico.


Si en casa precisamos del uso de guantes, estos deben ser depositados dentro de una bolsa para evitar su manipulación accidental, ya que el manejo que se les dará será como residuo ordinario, por esto, si su uso no es necesario en la comunidad en general, debemos tratar de reducir el impacto ambiental que genera, optando por medidas de lavado frecuente.


Aún es pronto para evaluar el impacto ambiental de la pandemia sobre la generación de residuos durante el 2020, sin embargo, debemos estar abiertos a innovaciones no solo de productos sino de formas de hacer las cosas, que permitan enfrentar esta situación de manera sostenible sin afectar nuestra salud, y un buen primer paso para ser consumidores conscientes es estar bien informados.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
contacto@undiamas.co
WApp 3138166743
Bogotá D.C - Colombia

© 2018 by +1

Proudly created with Wix.com